0f19f6a-5316-batole-658x900-fit-798x515

Ha pasado poco más de una década desde que se crearon las redes sociales como Facebook, YouTube y Twitter y tan sólo 10 años desde el lanzamiento del primer iPhone. El iPad, Instagram y Pinterest llevan sólo siete años a nuestro alrededor.

Sin embargo, en este corto periodo de tiempo, en los Estados Unidos, el uso de la tecnología y las redes sociales ha crecido a un ritmo sorprendente.

La encuesta llamada Stress in America realizada en el 2017 por la Asociación Americana de Psicología (APA por sus siglas en inglés) reportó que en el 2005, tan sólo el 7 % de los adultos que viven en los Estados Unidos utilizaban redes sociales. Para el 2015, ese número aumentó a 65 % (y entre la población de 18 a 29 años de edad aumentó de 12 al 90 %).

Cada mes, más de 2 billones de usuarios abren una cuenta de Instagram y Facebook, lo que muestra su enorme cantidad de seguidores. De acuerdo con la encuesta de la APA, el 86 % de los adultos que viven en los Estados Unidos poseen una computadora, el 75 % un teléfono inteligente con acceso a internet y el 55 % una tableta.

Además actualmente, aproximadamente la mitad de los adultos que viven en los Estados Unidos dicen que no pueden imaginarse la vida sin su teléfono celular, sin embargo, su capacidad para permanecer en línea y conectado 24/7 tiene sus desventajas, especialmente si es una de esas personas que todo el tiempo “se la pasa al pendiente” de sus redes sociales.

El 43 % de las Personas que Viven en os Estados Unidos Todo el Tiempo “Están al Pendiente” de Sus Redes Sociales

El término de revisor constante se refiere a una persona que checa “constantemente” sus cuentas de correo electrónico, mensajes de texto y redes sociales a lo largo del día. De acuerdo con la APA, el 43 % de las personas que viven en los Estados Unidos entra en esta categoría, pero como resultado, estas personas podrían estar sacrificando su salud.

Mientras que las personas que checan menos sus redes sociales reportaron un nivel de estrés de 4.4 en una escala del 1 al 10 (con 10 como “la mayor cantidad de estrés), las personas que checan constantemente sus redes sociales tuvieron un nivel promedio de estrés de 5.3.

Este número llegó a 6 entre las personas que checan el correo electrónico de su trabajo incluso durante sus días libres.3 De acuerdo con el reporte llamado Stress in America realizado por la APA en el 2017:

Este apego a los dispositivos electrónicos y el uso constante de la tecnología está relacionado con mayores niveles de estrés entre estas personas.

En general, casi una quinta parte de las personas que viven en los Estados Unidos (18 %) identifica el uso de la tecnología como una fuente de estrés muy significativa. ¿El aspecto más estresante? Los encuestados dicen que la tecnología estresa más cuando deja de funcionar (20 %)“.

El uso de la tecnología por si sólo es una fuente de estrés para algunas de las personas que viven en los Estados Unidos, especialmente para todos aquellos que todo el tiempo están al pendiente de sus redes sociales (23% en comparación con el 14% de las personas que no checan constantemente sus redes sociales).

Mientras tanto, en comparación con las personas que no los revisan tan a menudo, los revisores constantes enfrentan mayor estrés como resultado de las redes sociales, debido a las discusiones políticas y culturales.

No es de sorprender que el 42% señalara que la preocupación causada por las redes sociales podría estar teniendo efectos negativos en su salud física y mental (en comparación con el 27% que checan sus redes con menor frecuencia).

migraña

¿Cómo Está Afectando la Tecnología a las Familias?

Desde el punto de vista familiar, está claro que la tecnología está afectando la unión de las familias y no necesariamente para bien.

Aunque el 72 % de los padres de familia dijo que creían estar fomentando una “relación saludable con la tecnología para sus hijos”, el 58 % también dijo que se sentía muy “apegado” a su teléfono celular o tableta.

Incluso en sus días libres, los padres de familia que checan su correo electrónico, mensajes de texto y redes sociales son más que los que no lo hacen, mientras que el 35 % dijo que también checaban el correo electrónico del trabajo. Pero no sólo son los padres de familia a los que les cuesta trabajo controlar su uso de la tecnología.

El 58 % de los padres de familia dijo que su hijo tiene un gran apego a su teléfono celular o tableta y el 48 % describió como una “batalla constante”, el hecho de regular el tiempo que pasa su hijo frente a una pantalla”.

Casi el 60 % de los padres de familia se preocupa por los efectos que tienen las redes sociales en la salud física y mental de su hijo y el 45 % dijo que la tecnología los hace sentir desconectados de sus familias, incluso cuando están juntos.

 

Comments are closed.

Post Navigation