Efectos terapéuticos del Ajo - Nutricion Evolutiva
1693
post-template-default,single,single-post,postid-1693,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Efectos terapéuticos del Ajo

Los efectos fisiológicos beneficiosos para la salud del ajo pueden atribuirse a sus compuestos sulfurosos, cuyo principal componente es la inodora aliína (sulfóxido de S-alil-L-cisteína). En el cuerpo, la aliína es convertida por la enzima aliinasa en la muy aromática alicina (dialiltio sulfinato). Esto ocurre tan pronto como el ajo fresco es aplastado, masticado, cortado o prensado. La alicina se convierte rápidamente en más de cien sustancias activas (tiosulfinas), entre ellas la S-alil cisteína (SAC), la S-alil-mercapto cisteína (SMAC), el sulfuro de dialilo (DAS), el disulfuro de dialilo (DADS), el disulfuro de dialilo (DATS) y el ajoene [1]. Estas sustancias se convierten en el cuerpo humano en alil mercaptano, entre otras cosas, apreciables en la sangre y en el aire respirado. Además, el ajo contiene numerosas otras sustancias, entre ellas: saponinas, polifenoles y azúcares vegetales, como fructooligosacáridos e inulina, con efecto prebiótico. El ajo también presenta, minerales como el selenio, que refuerza el sistema inmunológico [2].

Funciones importantes que realiza el ajo en el cuerpo:

-Antioxidante

-Refuerza el sistema inmunitario

-Detoxificación (desintoxicación)

-Digestión y efecto gastroprotector

-Antidiabetes

-Regulación de la presión sanguínea

-Colesterol y aterosclerosis

-Acción antimicrobiana

También se ha demostrado que el Allium sativum es eficaz para prevenir la hipertensión, la aterosclerosis, la hiperlipidemia y la diabetes de tipo 2. Además, puede usarse para tratar la artritis y las infecciones bacterianas, virales y fúngicas e incluso actúa como ayuda para la digestión.

Dosificación: La dosificación recomendada de extracto de ajo es correspondiente a unos 10 mg de aliína, es decir, 2 cápsulas de Garlic 2000 Bio al día. Se pueden dosificar cantidades mayores durante períodos más cortos; por ejemplo, cuando hay infecciones.

¿Cómo tomar?: Se recomienda tomar el extracto de ajo durante la comida o justo después.

Interacciones: Hay que tener precaución si se toman medicinas para reducir la glucosa en la sangre (glimepirida, gliburida, Glynase PresTab, insulina, pioglitazona y rosiglitazona, entre otras) y hierbas (hongo agaricus, garra del diablo, fenogreco, goma guar, Panax ginseng y ginseng siberiano, entre otras), ya que combinadas con el ajo pueden rebajar considerablemente el nivel de glucosa en la sangre. Los extractos de ajo (en dosis altas) pueden también reforzar el efecto de las medicaciones reductoras del colesterol (estatinas). El ajo fresco y varios extractos de ajo reducen la agregación de plaquetas y pueden prolongar el tiempo de protrombina. Hay que estar alerta en caso de tomar aspirina, clopidogrel, enoxaparina y warfarina. Tomar aceite de pescado y ciertas hierbas (angélica, clavo, danshen, jengibre, ginkgo, trébol rojo, cúrcuma, vitamina E, sauce) también puede reforzar los efectos antitrombóticos. El ajo y los extractos de ajo causan efectos reductores de la presión sanguínea. El ajo combinado con medicinas reductoras de la presión arterial (nifedipina, verapamilo, diltiazem, isradipina, felodipino y amlodipina, entre otras) y suplementos y hierbas (Andrographis, péptidos de caseína, uña de gato, coenzima Q-10, aceite de pescado, L-arginina, Lycium, ortiga y teanina) puede causar efectos aditivos reductores de la presión arterial (hipotensores). Al consumir alicina hay que tener cuidado si se toman medicamentos que se transforman con el CYP3A4, como el Saquinavir y los inhibidores de proteasa. La investigación clínica parece indicar que el aceite de ajo puede inhibir la actividad del CYP2E1. Hay que ser prudente al consumir aceite de ajo si se toman medicamentos que son metabolizados por esas enzimas (acetaminofén, clorzoxazona, etanol, teofilina y anestésicos como el enflurano, el halotano, el isoflurano y el metoxiflurano). Por último, se sabe que el extracto de ajo refuerza la acción de los antibióticos [2].

Embarazo y lactancia: No hay información suficiente sobre los riesgos de utilizar ajo durante el embarazo. En investigaciones clínicas se han administrado 800 mg de ajo diariamente durante el tercer trimestre del embarazo y no ha habido efectos adversos [2].

Referencias:

  1.            Shang A, Cao S-Y, Xu X-Y, Gan R-Y, Tang G-Y, Corke H, e.a. Bioactive Compounds and Biological Functions of Garlic (Allium sativum L.). Foods. 5 juli 2019;8(7):246.
    2.            Garlic. Natural Medicines – Professional Monograph [Internet]. [geciteerd 11 december 2020]. Beschikbaar op: https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com/databases/food,-herbs-supplements/professional.aspx?productid=300

 

 

AVISO IMPORTANTE: La información proporcionada no sustituye el asesoramiento médico. Si padece algún problema de salud, busque el apoyo y la orientación de un profesional de la salud debidamente cualificado y con experiencia. Los complementos alimenticios no son sustitutos de una dieta sana y variada o un estilo de vida saludable.