¿Has escuchado hablar antes del GABA? - Nutricion Evolutiva
4161
post-template-default,single,single-post,postid-4161,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

¿Has escuchado hablar antes del GABA?

Llamado así por sus siglas en inglés, el ácido gamma-aminobutírico es un neurotransmisor que permite que las ondas cerebrales operen en armonía. La carencia de este en nuestro cuerpo está directamente asociada con algunas afectaciones de la salud como el estrés, ansiedad, depresión, epilepsia y trastornos psiquiátricos, pues disminuye de forma importante la actividad nerviosa en el cerebro.

Pero ¿por qué es tan importante? Una reducción de la actividad del GABA puede verse reflejada con diferentes dolencias y trastornos neuropsiquiátricos como el estrés y los trastornos de ansiedad, los trastornos del sueño y la depresión. Debido a que otros sistemas orgánicos y órganos también utilizan el GABA, este también participa en la regulación de la presión arterial, el páncreas, el hígado y el sistema inmunitario.

Nuestro cuerpo produce GABA de forma natural, sin embargo, la alimentación puede ayudar a aumentar los niveles. Entre las fuentes alimentarias naturales de GABA podemos destacar las habas, las verduras de hoja verde, los tomates, la soja, las cebollas, los huevos de corral y los frutos secos. Otros alimentos ricos en glutamato, como la carne, el queso, el salmón, el brócoli, la col, las espinacas, los garbanzos, el kéfir…  optimizan, también, los niveles de este neurotransmisor que mejora tu salud y bienestar, incluido un sueño más profundo en el que realmente descanses.

Incluye estos alimentos en tu dieta y tendrás los niveles apropiados de GABA, lo cual se traducirá en un efecto relajante y calmante para tu cuerpo y mente.

Por otra parte, la producción de GABA en el cerebro puede estimularse mediante el ejercicio intenso o la práctica del yoga.

A medida que se envejece, el cuerpo va produciendo menor cantidad de GABA [19]. Se trata de un proceso natural que podría explicar por qué las personas suelen dormir peor a medida que envejecen. La falta de vitamina B6 también puede hacer que la producción de GABA se vea afectada.

Si la producción propia de GABA es insuficiente, los alimentos ricos en GABA o los suplementos (temporales) pueden ofrecer una solución a ello.

→ Ver información GABA Complex

 

¿Cuáles son los beneficios del GABA?

  • Ansiedad y estrés:

Se ha demostrado que, cuando el sistema GABAérgico del cerebro se ve alterado, aumenta la probabilidad de sufrir un trastorno del estado de ánimo de forma significativa.

Diferentes estudios realizados en adultos sanos indican que con una única ingesta por vía oral de GABA ya se produce un efecto calmante y reductor de la ansiedad.

  • Trastornos del sueño:

Es evidente que el insomnio y la disminución de la concentración de GABA están vinculados. La suplementación con GABA puede contribuir a dormir bien gracias a sus propiedades calmantes y reguladoras del estrés. Los suplementos también pueden favorecer que personas mayores que tengan una producción reducida de GABA concilien mejor el sueño.

En una reciente revisión sistemática se llegó a la conclusión de que, especialmente el uso prolongado de GABA (más de una semana), y no una dosis única de GABA, mejoraba la calidad del sueño en los participantes del estudio

  • Presión arterial:

Estudios clínicos han demostrado que la ingesta de GABA y de alimentos ricos en GABA reduce la presión arterial.

  • Memoria/Concentración:

El sistema GABAérgico tiene una función esencial en la transmisión nerviosa y, por tanto, es muy importante para diversas funciones cognitivas. El GABA es importante, entre otras cosas, para la memoria, la concentración y la capacidad de planificación. La ingesta de GABA por vía oral puede influir positivamente en las funciones cognitivas.

  • Deportes:

El GABA también se utiliza para estimular la liberación de la hormona del crecimiento. Esto es algo que podría tener efectos positivos sobre todo en los deportes de fuerza.

 

¿Qué dosis debo tomar? A partir de la documentación científica y la evidencia basada en la práctica, se recomiendan las siguientes dosis diarias para adultos: para las dolencias relacionadas con el estrés, incluyendo los trastornos del sueño y la ansiedad: 100-800 mg. También se recomienda esta dosis para la mejora de las funciones cognitivas. En el caso de los deportes de fuerza, las dosis pueden ser más elevadas.

→ La dosis recomendada de GABA Complex es de 1 cápsula diaria.

 

Interacciones y contraindicaciones: El GABA puede reducir la presión arterial y aumentar el riesgo de hipertensión en combinación con algunos fármacos como captopril, enalapril, losartán, valsartán…, ciertas hierbas y ciertos suplementos (ácido alfa linolénico, aceite de pescado, entre otros).

 

 

AVISO IMPORTANTE: La información proporcionada no sustituye el asesoramiento médico. Si padece algún problema de salud, busque el apoyo y la orientación de un profesional de la salud debidamente cualificado y con experiencia. Los complementos alimenticios no son sustitutos de una dieta sana y variada o un estilo de vida saludable.

 

 

Referencias

Ngo D-H, Vo TS. An Updated Review on Pharmaceutical Properties of Gamma-Aminobutyric Acid. Molecules. 2019 Jul 24;24(15):2678.

Steenbergen L, Sellaro R, Stock A-K, Beste C, Colzato LS. ?-Aminobutyric acid (GABA) administration improves action selection processes: a andomized controlled trial. Sci Rep. 2015 Oct;5(1):12770.

Gamel-Didelon K, Corsi C, Pepeu G, Jung H, Gratzl M, Mayerhofer A. An autocrine role for pituitary GABA: activation of GABA-B receptors and regulation of growth hormone levels. Neuroendocrinology. 2002 Sep;76(3):170–7.

Powers ME, Yarrow JF, Mccoy SC, Borst SE. Growth Hormone Isoform Responses to GABA Ingestion at Rest and after Exercise: Medicine & Science in Sports & Exercise. 2008 Jan;40(1):104–10.

Jin Z, Mendu SK, Birnir B. GABA is an effective immunomodulatory molecule. Amino Acids. 2013 jul;45(1):87–94.

Li H, Qiu T, Huang G, Cao Y. Production of gamma-aminobutyric acid by Lactobacillus brevis NCL912 using fed-batch fermentation. Microb Cell Fact. 2010;9(1):85

De Ita-Pérez D, Méndez I, Vázquez-Martínez O, Villalobos-Leal M, Díaz-Muñoz M. Synchronization by Food Access Modifies the Daily Variations in Expression and Activity of Liver GABA Transaminase. BioMed Research International. 2014; 2014:1–8.

Duman RS, Sanacora G, Krystal JH. Altered Connectivity in Depression: GABA and Glutamate Neurotransmitter Deficits and Reversal by Novel Treatments. Neuron. 2019 Apr;102(1):75–90.

Hepsomali P, Groeger JA, Nishihira J, Scholey A. Effects of Oral Gamma-Aminobutyric Acid (GABA) Administration on Stress and Sleep in Humans: A Systematic Review. Front Neurosci. 2020 Sep 17; 14:923.

Yamatsu A, Yamashita Y, Pandharipande T, Maru I, Kim M. Effect of oral? -aminobutyric acid (GABA) administration on sleep and its absorption in humans. Food Sci Biotechnol. 2016 Apr;25(2):547–51.

Yamatsu A, Yamashita Y, Maru I, Yang J, Tatsuzaki J, Kim M. The Improvement of Sleep by Oral Intake of GABA and Apocynum venetum Leaf Extract. Journal of Nutritional Science and Vitaminology, J Nutr Sci Vitaminol. 2015;61(2):182–7.

Gamma-aminobutyric (GABA). Professional Monograph. Natural Medicines; 2020.

Powers ME, Yarrow JF, Mccoy SC, Borst SE. Growth Hormone Isoform Responses to GABA Ingestion at Rest and after Exercise: Medicine & Science in Sports & Exercise. 2008 Jan;40(1):104–10.

Andreatini R, Sartori VA, Seabra MLV, Leite JR. Effect of valepotriates (valerian extract) in generalized anxiety disorder: a randomized placebo-controlled pilot study. Phytother Res. 2002 nov;16(7):650–4.

Akhondzadeh S, Naghavi HR, Vazirian M, Shayeganpour A, Rashidi H, Khani M. Passionflower in the treatment of generalized anxiety: a pilot double-blind randomized controlled trial with oxazepam. J Clin Pharm Ther. 2001 oct;26(5):363–7.

Lee J, Jung H-Y, Lee SI, Choi JH, Kim S-G. Effects of Passiflora incarnata Linnaeus on polysomnographic sleep parameters in subjects with insomnia disorder: a double-blind randomized placebo-controlled study. 2019;8.