Nutricion Evolutiva | Importancia del calcio
calcio, huesos, articulaciones, osteoporosis, energia, vitaminas,
672
post-template-default,single,single-post,postid-672,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Calcio, el mineral más abundante en el cuerpo

El calcio, el mineral más abundante en el cuerpo humano, es mejor conocido por su importante papel en la salud ósea y la protección contra la osteoporosis. Sin embargo, además de su papel clave para impartir fuerza a los huesos y los dientes, el calcio desempeña un papel fundamental como mensajero en las vías de señalización celular en todo el cuerpo y es necesario para la función celular normal, la transmisión de señales nerviosas, la secreción de hormonas, la coagulación de la sangre, contracción muscular y relajación muscular. Por lo tanto, los síntomas de deficiencia de calcio pueden involucrar cualquiera de estas funciones y manifestarse de muchas maneras.

Causas y signos de deficiencia de calcio

Desafortunadamente, mucha de la población no cumple con las recomendaciones actuales para una ingesta adecuada de calcio a través de la dieta sola o mediante una dieta más suplementos de calcio y, por lo tanto, sufren síntomas de bajo nivel de calcio. [1] Además, se han encontrado numerosos factores que perjudican la absorción de calcio y / o reducen los niveles de calcio en la sangre. [2] Estos factores incluyen:

  • Deficiencia de vitamina D
  • Deficiencia de vitamina K
  • Deficiencia de magnesio
  • Alto consumo de sodio
  • Alta ingesta de fósforo (se encuentra en refrescos de cola y aditivos alimentarios)
  • Enfermedad renal crónica
  • Función paratiroidea anormal (debido a cirugía de cuello / tiroides o enfermedad autoinmune)
  • Cirugía bariátrica (bypass gástrico) [3]
  • Medicamentos ( inhibidores de la bomba de protones , quimioterapia , medicamentos anticonvulsivos)

Síntomas de deficiencia de calcio

Los síntomas de deficiencia de calcio pueden variar ampliamente, desde inexistentes o leves hasta graves y potencialmente mortales. La deficiencia crónica de calcio no tratada puede causar muchas consecuencias graves, como raquitismoosteopenia y osteoporosis . Sin embargo, aunque la deficiencia de calcio puede no estar asociada con ningún síntoma, especialmente al principio, ya se han producido alteraciones metabólicas o posibles disfunciones. [4]

Los niveles bajos de calcio en la sangre y la falta de calcio pueden provocar los siguientes síntomas de bajo nivel de calcio:

  1. Desmayo
  2. Insuficiencia cardiaca
  3. Dolores en el pecho
  4. Sensación de entumecimiento y hormigueo alrededor de la boca o en los dedos de manos y pies
  5. Calambres musculares , particularmente en la espalda y las piernas; puede progresar a espasmo muscular (tetania)
  6. Sibilancias
  7. Dificultad para tragar
  8. Cambios de voz debido al espasmo de la laringe.
  9. Irritabilidad, capacidad intelectual deteriorada, depresión, ansiedad y cambios de personalidad.
  10. Fatiga
  11. Convulsiones
  12. Pelo graso
  13. Uñas quebradizas
  14. Psoriasis
  15. Piel seca
  16. Picazón crónica
  17. Caries dentales
  18. Entumecimiento u hormigueo en las extremidades
  19. Debilidad muscular
  20. Cataratas
  21. Síntomas de osteoporosis (dolor de espalda; una pérdida gradual de altura y una postura inclinada que lo acompaña; fracturas de la columna vertebral, la muñeca o la cadera)

Tratamiento y prevención de la deficiencia de calcio

¿Cuánto calcio de la dieta y los suplementos se necesita, y de qué forma, para prevenir los síntomas de deficiencia de calcio? ¿Cuánto se requiere para lograr una salud óptima?

Estas preguntas son actualmente objeto de mucha controversia y debate entre investigadores, médicos y personas con conocimientos nutricionales por igual. La Junta de Alimentos y Nutrición del Instituto de Medicina concluyó que no hay datos suficientes para determinar la dosis diaria recomendada de calcio. En cambio, establecieron ingestas adecuadas (AI) de calcio , que son las cantidades que se consideran suficientes para mantener la salud ósea en personas sanas. La IA para adultos hasta los 50 años es de 1,000 mg de calcio por día de alimentos y suplementos combinados. Para adultos de 51 años y mayores, es de 1,200 mg. Como se mencionó anteriormente, la mayoría de los adultos en la población no cumplen con estos requisitos, incluso cuando toman suplementos, lo que puede provocar síntomas de deficiencia ósea. [1]

 

Cómo aumentar la ingesta de calcio

Hay que intentar obtener la mayor parte del calcio de fuentes alimenticias ricas en calcio; ejemplos: salmón y sardinas, col rizada , col , brócoli, semillas de sésamo, etc.  Para los suplementos de calcio, elija Pidolato de calcio, citrato de calcio y tomarlo en al menos dos dosis divididas con las comidas para una mejor absorción.

Hay que tener en cuenta que es tan importante evitar obtener demasiado calcio en los suplementos. El exceso de calcio de los suplementos puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular y cálculos renales.

Calcio y Vitamina D

El cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio. Sin suficiente vitamina D, no se puede formar suficiente cantidad de la hormona calcitriol (conocida como la «vitamina D activa»). Esto a su vez lleva a una absorción insuficiente de calcio en la dieta. En esta situación, el cuerpo debe tomar el calcio de sus reservas en el esqueleto, lo que debilita el hueso existente e impide la formación de hueso nuevo y fuerte.

Se puede obtener la vitamina D de tres maneras: a través de la piel, de la luz solar, de la dieta y de los suplementos. Los expertos recomiendan una ingesta diaria de 600 UI (Unidades Internacionales) de vitamina D hasta los 70 años. Los hombres y las mujeres mayores de 70 años deben aumentar su consumo hasta 800 UI diarias, que también pueden obtenerse de suplementos o alimentos ricos en vitamina D como yemas de huevo, pescado de agua salada y hígado.

El papel de la vitamina K

Como se ha mencionado anteriormente, la vitamina D asegura que los niveles de calcio en la sangre sean lo suficientemente altos como para satisfacer las demandas del cuerpo.

Sin embargo, la vitamina D no controla completamente dónde termina el calcio en el cuerpo. Ahí es donde interviene la vitamina K.

La vitamina K regula el calcio en el cuerpo al menos de dos maneras:

  • Promueve la calcificación del hueso: la vitamina K activa la osteocalcina, una proteína que promueve la acumulación de calcio en los huesos y dientes ( )
  • Reduce la calcificación de los tejidos blandos: la vitamina K activa la proteína GLA de la matriz, que evita que el calcio se acumule en los tejidos blandos, como los riñones y los vasos sanguíneos ()

La calcificación de los vasos sanguíneos está implicada en el desarrollo de enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas y renales (10 11 12)

 

AVISO IMPORTANTE: la información proporcionada no sustituye el asesoramiento médico. Si padece algún problema de salud, busque el apoyo y la orientación de un profesional de la salud debidamente cualificado y con experiencia

 

PRODUCTO RELACIONADO >> CAL VITAL+ Vitamina K2 + Vitamina D3