procesados

Probablemente ya escuchó que evitar los alimentos procesados ​​es una de las claves para mantenerse saludable, pero ¿entiende por qué exactamente?

La autor escocesa Joanna Blythman ha escrito detrás de las escenas el libroSwallow This: Serving Up the Food Industry’s Darkest Secrets: que profundiza los detalles de lo que es la antítesis de una dieta saludable en los alimentos procesados.

Si tiene alguna preocupación acerca de la comida que está comiendo, este es un libro que tiene que leer. En realidad aumentará radicalmente su conocimiento sobre qué tan procesados están sus alimentos, en verdad le mostrara muchos de los trucos engañosos que la industria utiliza para engañarlo.

Es bastante difícil de evitar los alimentos procesados ​​ya que casi todos nosotros comemos en restaurantes ocasionalmente. La única pregunta es ¿cuánto? Después de leer este artículo, le garantizo que su motivación para evitar los alimentos procesados ​​se disparará.

Joanna es una periodista de investigación galardonada y esos antecedentes le sirvieron ya que literalmente se infiltro para obtener la primicia sobre lo que realmente está sucediendo en la industria de alimentos procesados. En realidad se las ingenió cuidadosamente y se convirtió en una infiltrada capaz de asistir a muchas de las conferencias sólo para miembros.

“He estado escribiendo acerca de alimentos durante más de dos décadas”, dice Joanna. “He escrito otros seis libros, que hablan sobre la producción de alimentos: lo que entra y la manera como llegan a los campos, lo que ocurre en las granjas, cómo identificar un polo de buena calidad y otro de mala, ese tipo de cosas.

Pero apenas me percaté de que no di toda la historia. No se trataba de la final de la producción final, sino más bien del procesamiento final.

Sabemos mucho sobre la manera en que los pollos son criados para el consumo, pero no sabemos mucho, o en realidad nada, sobre cómo se producen los chicken Nuggets en una fábrica. Yo sabía que teníamos que llegar a esta información sobre los alimentos procesados.​​”

La Idea de Pasar Encubierta…

Obtener esa información es más fácil decirlo que hacerlo, teniendo en cuenta cómo la industria alimentaria ha creado un muro casi impenetrable de seguridad en torno a sus actividades de fabricación.

Las empresas se esconden detrás de la razón de que los métodos de procesamiento son secretos comerciales, y cuyo único objetivo es proteger la información patentada de los competidores.

“Desde hace años ellos se han salido con la suya. Lo que esto significa es que al menos que sea un miembro de la industria de alimentos, simplemente no hay manera que sepa lo que está pasando detrás de las escenas,” dice Joanna.

Así que, para darle la primicia, Joanna asumió una identidad falsa y se las ingenió para convencer a un fabricante de alimentos pequeño para que le facilitara una identidad falsa profesional. Con esa identidad falsa, ella logró ver el interior de los fundamentos básicos de la industria de alimentos procesados. Y lo que vio fue sorprendente por decir lo menos.

Para empezar, lo que las personas comunes no saben es que hay una gran cantidad de productos químicos utilizados en los alimentos que no tienen que ser de ninguna manera descritos, ya que son considerados “coadyuvantes de elaboración.” Así que además de conservadores, emulsionantes, colores y sabores, que generalmente son mencionados en la etiqueta, hay otra cantidad de otros ingredientes que nunca conocerá.

“Me di cuenta que hay tantas cosas sucediendo detrás de las escenas de la fabricación de alimentos. La mayoría de los consumidores, no tenemos la menor idea, y no se nos permite saber. Incluso ni siquiera se podría confiar en las cosas que parecen ser alternativas saludables,” dice ella.

Esto es desconcertante, ya que muchos consumidores que cuidan su salud ahora se toman el tiempo para leer cuidadosamente las etiquetas de alimentos. Pero lo que revela la investigación de Joanna es que hay una serie de aditivosque nunca serán mencionados en la etiqueta.

Las Sorprendentes Verdades Que la Industria de Alimentos Procesados ​​Le Oculta

¿Come carnes procesadas como hamburguesas, pensando que está comiendo carne de res real? Lo más probable es que esté muy lejos de su suposición. Un tipo de proceso de carne implica sumergir esqueletos descuartizados en agua caliente con enzimas añadidas. Esto tiene el efecto de liberar otro cinco por ciento de la sustancia similar a la carne del esqueleto.

Esto posteriormente se añade a hamburguesas baratas, salchichas y otros productos cárnicos procesados. Los productos de sangre tratados con enzimas también son rutinariamente agregados a los productos cárnicos procesados.

“Lo que realmente me sorprendió fueron las cosas que parecían ser muy naturales… Por ejemplo, me sorprendió encontrar que hay un tipo de colorante conocido como cloudifier. Esto hace que el jugo parezca como si fuera jugo real de frutas ya que le da una apariencia natural como si hubiera sido exprimido a mano,” dice ella.

Las enzimas se utilizan en un número de maneras diferentes en el procesamiento de alimentos. Por ejemplo, cuando los huevos son pasteurizados, pierden su color. Por lo tanto, se agrega una enzima para regresar el color al huevo.

Hay por lo menos 150 enzimas que se utilizan en la fabricación de alimentos, casi nunca son mencionadas en la etiqueta. Según Joanna, por lo general hay por lo menos un ingrediente modificado con enzima en todos los alimentos procesados. Los panes tienen generalmente cinco ingredientes modificados con enzima.

Las enzimas en si no son intrínsecamente tóxicas. Son simplemente proteínas funcionales compuestas de aminoácidos naturales. Pero lo que hacen es que enmascaran y engañan su proceso subyacente, haciéndolo creer que va a comprar algo que realmente no está comprando.

“El clásico es un sabor a queso maduro. Si madura el queso de la manera adecuada, entonces allí tiene su queso. Lo puede mantener durante tres meses o seis meses, incluso más, para desarrollar ese agradable sabor maduro. Pero se puede hacer eso en unos días con una enzima. Puede crear un sabor falso.”

La Mayoría de los Alimentos Procesados ​​Son Una Imitación de lo Real

El objetivo de los tecnólogos de alimentos es reducir la cantidad de ingredientes reales al encontrar sustitutos baratos que imitan la comida auténtica. De este modo, los químicos y los procesos son utilizados para convertir el producto final en algo que parece, huele y sabe cómo un alimento real, pero en realidad es todo lo contrario.

Por ejemplo, rara vez se utiliza mantequilla real, porque es cara. Por esa razón es que utilizan aditivos que hacen que el sabor de los alimentos sepa a mantequilla, pero por una fracción del costo.

“Pero pondrán suficiente mantequilla para que puedan poner en la etiqueta ‘hecho con mantequilla’, señala Joanna.Otra cosa que descubrí es que la mayoría de los alimentos procesados ​​no parecen nada atractivos si no tuvieran colorantes añadidos. Serían color gris y beige…

Los saborizantes hacen dos funciones en los alimentos procesados. Enmascaran el sabor desagradable que viene como resultado del procesamiento. El enmascaramiento de sabor es una de las principales razones por la que la industria de alimentos utiliza saborizantes. Pero también utilizan saborizantes para tratar de dar sabor a los alimentos cuando se cree que el proceso de fabricación lo ha despojado completamente del sabor.

Tienen que intentar y agregar algo que se asemeje al sabor que han perdido. Dado que el procesamiento de alimentos es a alta temperatura y a alta presión, algo se tiene que hacer con ellos para mejorar nuevamente el sabor. Esa es la lógica del saborizante y colorante.”

Lo Que Necesita Saber Sobre el Concepto de Clean Label

También expuso el concepto de la industria de “Clean Label”. La industria alimentaria se dio cuenta de que los consumidores no les gustan los nombres químicos largos en la lista de ingredientes. Estos nombres son conocidos como “contaminadores de la etiqueta.”

Para evitar tener que mencionar en la etiqueta los nombres químicos de aditivos, inventaron un concepto llamado “Clean Label”, cuyo objetivo es eliminar todos los viejos aditivos y nombres químicos largos y sustituirlos con ingredientes que suenen mejor. “Concentrado de zanahoria” en lugar de “colorante” es un ejemplo del uso de Clean Label. Otro ejemplo es el extracto de romero, que es otra forma de decir “conservador”:

“Suena saludable y feliz. Podría hacerlo pensar que es algo verde y aromático. Pero en realidad comienza con romero seco, pero después de todo el proceso, es un polvo o liquido marrón o que no huele a romero en absoluto, no tiene sabor a romero, pero en realidad es un químico extraído del romero que funciona como antioxidante.

Otro nombre de los conservadores es antioxidantes. Así que cuando observa un paquete de ñoquis de papa y dice el extracto de romero … piensas, ¡UMMMM! Eso suena bien, pero en realidad es solo un conservador…Los sustitutos utilizados en Clean Label realmente son aditivos con otro nombre. No son más naturales. Pero suenan mejor.”

Un tema relacionado es el método de extracción utilizado para estos extractos que suenan saludables. Mientras que los antioxidantes son saludables, los antioxidantes de las plantas suelen ser extraídos del alimento entero mediante el uso de disolventes orgánicos tóxicos como hexano, que no se puede eliminar. Esos disolventes permanecen en el ingrediente y no existe ninguna norma para que sean mencionados en la etiqueta.

La Percepción lo Es Todo

La industria de alimentos procesados ​​es impulsada principalmente por la percepción de salud. En el momento en que la industria alimentaria se dé cuenta que un ingrediente etiquetado está siendo mal percibido, cambiaran el nombre o encontrar una alternativa que puede ser tan mala, o peor, pero que no tenga una relación negativa.

La percepción es una buena palabra para entender lo que planea la industria de alimentos procesados, dice Joanna. “Ellos tienen esta cosa llamada “percepción de naturalidad.” Todo su trabajo es intentar darle ingredientes que suenen naturales, pero que en realidad no son lo mismo que natural.

Otra similar es la calidad similar a la frescura. La industria ya no menciona la palabra frescura. Hablan de una calidad fresca. Hay una serie de tecnologías que pueden utilizar detrás de las escenas y sobre todo en las etiquetas de los productos que portan el nombre de calidad fresca. Todo lo relacionada con la naturalidad y frescura está siendo manipulado constantemente.

En mi escritorio, en este momento, tengo unos muffins de chocolate que compré hace seis semanas. Los tengo en mi escritorio y no han cambiado de ninguna manera. Están de la misma manera que los deje. Los estoy guardando como una especie de proyecto de ciencias para ver si eventualmente cambian.”

De hecho, hay toda una sección en el libro dedicado a los productos procesados para horneados. Muchos súpermercados ahora tienen panaderías, donde el pan fresco se cuece cada día. Pero lo que muchos no entienden es que nada es hecho desde cero.

Como dice Joanna, estas panaderías son como los “los salones de bronceado” para los productos congelados procesados y ​​pre-cocinados en fábricas a miles de kilómetros de distancia. Otro hecho real: Cuando los productos horneados se venden sueltos de esta manera, que requieren una etiqueta de ingredientes. Este es otro beneficio para ellos ya que no tienen que revelar los ingredientes.

“Una de las razones por las que empecé a escribir el libro es porque sabía que si hago un muffin en su casa, no sabrá a nada como a un comprado. Yo quería averiguar por qué. Es muy interesante saber por qué, porque los ingredientes son completamente diferentes y los procesos son completamente diferentes.

Y estas son grandes mentiras perpetuadas por los fabricantes de alimentos– lo que sucede en las fábricas es sólo una fracción a mayor escala de la cocción en casa. Pero esa que es una mentira. Es una actividad muy diferente.”

Los Zorros Están Vigilando el Gallinero

Si usted es como la mayoría de las personas, probablemente pensaría que hay alguien en algún lugar vigilando los intereses del consumidor. Si algo se vende como alimento, seguramente no puede ser peligroso. ¿No lo cree? La verdad, es que si…

Muy frecuentemente, los comités de supervisión del gobierno suelen ser atendidos por miembros de la industria, quienes tienen un gran interés en la comercialización de estos ingredientes químicos; o son los académicos que primera vista puede decir que son independientes, pero en realidad, en su trabajo cotidiano, están recibiendo una gran cantidad de fondos de las empresas de alimentos.

La mayor parte de la investigación se utiliza para establecer la seguridad también se lleva a cabo por la propia industria, que prepara la investigación para demostrar que sus productos son seguros. Lo que es peor es que en realidad nadie está observando los efectos sobre la salud debido a la exposición a toxinas de los alimentos procesados.

“¿Qué pasa con las personas que consumen grandes cantidades de alimentos procesados, o las personas cuya alimentación está basada en estos productos? Nadie está haciendo alguna investigación sobre eso”, dice Joanna. “Hay toda clase de suposiciones de que los productos químicos están bien en pequeñas cantidades, pero ese no determina el efecto cóctel en las personas, especialmente los niños, que obviamente son más propensos a ser afectados por la sobrecarga química. En este preciso momento, nadie está observando eso.”

Más Información

Evitar los alimentos procesados ​​es uno de los cambios más importantes que puede hacer si desea mejorar su salud o prevenir o abordar las enfermedades. Si hay alguna pregunta en su mente en absoluto en cuanto a las razones para regresar nuevamente a los alimentos mínimamente procesados, le recomiendo firmemente que obtenga una copia del libro de Joanna, Swallow This: Serving Up the Food Industry’s Darkest Secrets, ya que le ayudara a tener más conocimientos y en segundo lugar, lo motivara a evitar estos alimentos tóxicos.

Hagamos conciencia de que a la larga, esperamos que más personas se inspiren en hacer el cambio a una alimentación más sana que proteja su salud. Si no compramos estos alimentos, los fabricantes de alimentos tendrán que dejar de producirlos y los alimentos enteros y saludables volverán a convertirse en la norma.

Como dice Joanna, “tenemos que ponerse al día con la industria porque en realidad están desviando nuestro entendimiento de lo que están haciendo con nuestra comida. El mensaje principal para mí es que, en Europa, tenemos la idea de que los alimentos procesados están mejorando. Todo está cambiando a una forma supuestamente “más natural” y de hecho, no es verdad.

Y realmente no podemos confiar en que nuestros reguladores hagan lo correcto. Tenemos que adoptar nuestro Principio de Precaución Personal, como lo llamo. Usted es la única persona que tiene que preocuparse por las cuestiones que involucran sus alimentos. No puede confiar en que alguien más lo hará por usted.”

En el futuro, Joanna está considerando escribir otro libro sobre el procesamiento de alimentos, que destacara las tecnologías de procesamiento más actuales como las nanopartículas y la biología sintética, llamada SynBio. Las nanopartículas no sólo se utilizan en los ingredientes de los alimentos, sino también en el empaquetado y ambos usos representan preocupaciones sobre la seguridad. El uso de la biología completamente artificial también es desconcertante, y es un área que no tiene regulaciones al igual que el viejo oeste.

La biología sintética básicamente es como una forma extrema de la ingeniería genética, que obviamente conlleva una serie de riesgos desconocidos. Y, al igual que los alimentos transgénicos, la mayoría de las personas no tiene ni siquiera idea que la biología sintética es utilizada, o que pudieran estarla comiendo regularmente.

 

Fuente

Comments are closed.

Post Navigation